Blog

Como retomar el ejercicio tras el verano

El verano está a punto de llegar a su fin y por mucho que nos cueste decir adiós a las vacaciones y al buen tiempo, también es el momento de retomar nuestra rutina ‘fitness’ y nuestros entrenamientos.

Pero tendrás que tener en cuenta un aspecto muy importante: no podrás retomar la actividad física al mismo nivel que la dejaste los meses previos al verano. Un error muy común que puede acarrearnos lesiones y en el que muchas veces olvidamos tomarnos un periodo de ‘readaptación’ en la vuelta a los entrenamientos.

Lo cierto es que este mensaje va tanto para aquellas personas que han decidido comenzar de una vez por todas… como para los que ya lo estuvierais haciendo y que hayáis decidido que es el momento perfecto para regresar a la rutina ‘fitness’. En cualquiera de los casos te avisamos: tendrás que ponerte las pilas y seguir estos 5 consejos.

1. Motivación, motivación y más motivación:
Este aspecto, aunque no supone un esfuerzo físico, si que implica un esfuerzo mental y psicológico grande. Y es que el hecho de estar motivada es fundamental para no desanimarte en las primeras sesiones, que probablemente te resultarán bastante más duras que el resto. Visualiza los beneficios a largo y corto plazo y recuerda que sin esfuerzo no podrás alcanzarlos.

2. Proponte objetivos realistas y asequibles:
Deberás proponerte metas alcanzables y tener en cuenta que tras varios meses sin realizar ejercicio la progresión al principio será lenta. Aprovecha esas primeras semanas para recuperar o ganar resistencia y constancia en los ejercicios. Y lo más importante: olvídate de los milagros.

3. No sobre entrenes:
Este es uno de los errores más comunes en la vuelta al gym o a nuestra rutina diaria de entrenamiento. Y es que muchas veces esas ganas de recuperar el tiempo en el que hemos estado parados, puede conducirnos a no respetar los periodos de descanso necesarios. Piensa que dejarte llevar por la impaciencia solo te dará cansancio innecesario, posibles lesiones y unas buenas agujetas.

4. Intensidad progresiva:
Para comenzar deberás hacerlo, como ya te hemos dicho, con mucha paciencia. El cuerpo debe readaptarse y tenemos que respetarlo. Comienza con 2 o 3 sesiones semanales y vete incrementando el esfuerzo y las sesiones progresivamente ¡Date tiempo!

5. Adopta una dieta saludable e hidrátate
El verano trae consigo, en muchas ocasiones, algún que otro kilo de más. Por eso es importante tomar hábitos nutricionales saludables e incorporar un entrenamiento y alimentación que vayan de la mano. Otra de las cosas que tendrás que tener en cuenta es que deberás hidratarte mucho, aunque no tengas sed.

Bebe mucha agua, zumos naturales, infusiones… Te ayudarán a depurar y a eliminar toxinas

Otro de los aspectos que deberás contemplar es fichar esos ‘snacks’ esenciales para una buena recuperación del ejercicio.

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.