Blog

Porqué empezar a ir al Gimnasio. Vol. 3

Si estás recién estrenando el gym, seguramente no sabes qué esperar, cómo entrenar o incluso lo que quieres lograr.

Esta parte puede ser aburrida pero, confía en mí, es la clave que te garantizará buenos resultados a corto plazo. Así que toma un lápiz y papel, tu agenda o abre una nota de tu móvil y responde a estas preguntas.

  • ¿Cuándo y Cuánto?

Parece que es la parte más simple, pero en realidad, es la más difícil.

Te explico por qué: damos por hecho de que ya sabemos cuándo iremos al gym, y nos decimos cosas como “por la mañana” o “en la tarde después del trabajo”, pero en realidad, esto no es para nada específico.

Nuestro objetivo es no tener que pensarlo mucho, porque cuando te detienes a pensar ¿voy o no voy al gym?, es mucho más probable que lo pospongas, que lo olvides o que falles (incluso a propósito).

Pero antes de definir cuándo ir al gym y cuánto tiempo, tal vez primero tienes que conocer las respuestas a estas preguntas importantes.

¿Cuántos días a la semana debo ir al gimnasio?

Un estudio demostró que un entrenamiento de intensidad moderada entre 35 a 45 minutos 4 veces por semana aporta beneficios y resultados .

Cuando se trata de ir a un gimnasio lo recomendable son mínimo 20 minutos/5 veces por semana, porque esto puede cubrir muy bien el tiempo recomendado por la OMS y en esos 20 minutos puedes incluir el tiempo de calentamiento, rutina y enfriamiento.

¿Cuando es el mejor momento durante el día para hacer ejercicio?

El mejor momento es cuando tú puedas. Una vez dicho esto, es mejor que no sea muy cercano a tu hora de dormir porque el ejercicio te activa y puede afectar tu descanso.

Pero hacer ejercicio por las mañanas tiene sus ventajas, como por ejemplo, dormir mejor en la noche o controlar mejor el apetito después de hacer ejercicio.

Y la tarde también tiene otras ventajas, entre otras, que tu cuerpo tiene una temperatura mejor para moverse, o que las hormonas que ayudan a crear músculo tienen un pico por la tarde.

Así que todo depende de tus preferencias personales y de tu tiempo.

Ya que tengas claro cuándo y cuánto escríbelo.

Después agrega el tiempo que te toma llegar, cambiarte, hacer la rutina y salir. Así serás más realista, te organizas mejor y podrás apartar ese tiempo de tu rutina.

Por ejemplo: Lunes, Miércoles y Viernes me toca ir al gym 45 minutos (10 minutos de calentamiento, 30 de rutina y 5 de enfriamiento) + 20 de desplazamiento para llegar al gimnasio + 10 para cambiarme de ropa + 20 minutos para regresar a casa o al trabajo. Así que tengo que apartar aproximadamente 2 horas de mi día.

Si haces las suma, aumenté un poco el tiempo que necesitas apartar para evitar las prisas y sobre todo porque tendemos a sobrestimar el tiempo que de verdad tenemos.

Ya que lo tengas claro, sigue con el ¿cómo?…

¿Cómo?

Generalmente no nos detenemos a pensar en el cómo, porque parece bastante obvio. Pero, te sorprenderá saber lo mucho que ayuda tener claro ¿cómo voy a ir al gym?.

El “cómo ir al gym” significa la serie de pasos que tienes que dar para, llegar al gimnasio, entrar por la puerta, hacer tu rutina y salir, en el momento del día que elegiste y en los días que seleccionaste.

Sí, ¡tienes razón! esta parte se une con la pregunta anterior, para así crear un plan de acción completo.

Por ejemplo: En la tarde, cuando apague mi ordenador, recoja mis cosas y salga de la oficina, cojo el coche, entro al gimnasio, me dirijo al vestidor, me cambio de ropa, bebo agua, caliento, hago mi rutina*, estiro, regreso al vestidor, tomo mis cosas y salgo rumbo a casa.

Se ven como muchos pasos, pero en realidad, tenerlos por escrito y muy bien detallados te ayuda a visualizar exactamente lo que tienes que hacer, así no hay que pensar en nada y solo seguir los pasos.

Esto prepara a tu cerebro por adelantado, disminuye la resistencia mental y te ayuda a superar el típico autosabotaje o las excusas que te hacen renunciar o posponer.

Si te fijas, en el ejemplo no aparece una hora fija para ir al gym, mas bien una serie de actividades que indican que es momento de salir hacia el gym y ¿por qué?, porque si nos decimos “iré al gimnasio a las 5” y algo pasa y dan las 5:30 es más fácil que falles (incluso a propósito)

Una parte importante aquí es que tendrás en mente después de qué actividades irás al gym, esto funciona como un recordatorio efectivo para crear el hábito.

¿Para qué? 

Esta pregunta es importante porque aclara la expectativa que tienes y los resultados que esperas de ir al gym. Además saber cuál es tu objetivo facilita el diseño de tu rutina.

Pregúntate y escribe ¿para qué voy al gym? ¿qué resultados espero?, por ejemplo: quiero reducir mi talla, aumentar mi masa muscular o tener más tono, etc.

Esa es tu meta a largo plazo, pero, ten en cuenta que tener un six pack o una espalda musculosa, requiere de tiempo y constancia. Así que te recomiendo que te preguntes más específicamente y a corto plazo lo siguiente: ¿qué resultados espero la primera semana?…

Está claro que en una semana no es realista tener las piernas marcadas, pero el simple hecho de escribir un resultado más alcanzable, te ayuda a manejar de mejor forma tus propias expectativas y te hace constante para alcanzar los grandes resultados.

¿Por qué?

Tener un motivo que explique por qué lo haces, será tu salvavidas en esos días cuando no tienes energía, o cuando no tienes nada de motivación.

El “por qué ir al gym” de la mayoría es: ser más saludable, estar más fit o tener el abdomen marcado, pero, si realmente lo analizas, te darás cuenta de que probablemente tengas un motivo único, íntimo y personal.

Por ejemplo: porque quiero subir fotos en bikini a instagram, porque quiero que mi ex vea lo que se perdió, porque quiero rescatar mi matrimonio, porque quiero sentirme mejor cuando compre ropa.

No hay respuestas incorrectas, no hay respuestas absurdas, ni respuestas inteligentes, solo existe tu verdadero motivo y de nadie más. Así que anímate a hacer este ejercicio y encuentra el motivo para hacer ejercicio, porque cuando sabes por qué vas al gym, renunciar deja de ser una opción.

Etiquetas: ,

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.